jueves, 19 de abril de 2012



Agua Rica: Denuncias, contradicciones, silencio, contaminación y en el medio: UN PUEBLO

  Luego de una investigación exclusiva de CATAMARCA ES NOTICIA, se confirmó la realización de trabajos de exploración en el Yacimiento de Agua Rica. Denuncias penales, contradicciones y un pueblo que lucha por los efectos devastadores que provoca la minería a cielo abierto. Por su parte el Gobierno niega que se hayan autorizado perforaciones.


La denuncia penal que realizó el Dr. Humberto Galíndez, terminó por desnudar un encubrimiento que aparentemente data de hace varios meses atrás: Empresas multinacionales interesadas en la explotación del yacimiento, están realizando trabajos de exploración y perforación en Andalgalá.

Según detalla la denuncia realizada por Galíndez, miembros de  la Secretaría  de Minería de la provincia, autorizaron a una empresa a realizar trabajos, sin que se haya cumplido con los requisitos legales y formales para la apertura de dicho emprendimiento. En la denuncia presentada, figuran los nombres de Rodolfo Micone (secretario de Minería) y Olga Regalado (directora de Gestión Ambiental Minera) quienes habrían habilitado el inicio de actividades exploratorias y perforadoras en Andalgalá.

Según manifiesta Galíndez, ambos funcionarios "insisten con este proyecto minero que es fulminante para el medio ambiente y para la vida" y aseguró "vamos derecho a la desaparición".

Por otra parte, uno de los ejes centrales de la investigación de CATAMARCA ES NOTICIA gira en torno a la postura que adoptó el Juzgado de Minas, actualmente a cargo del Dr. Raúl Guillermo Cerda, quien tiempo atrás se pronunció respecto al conflicto por la explotación minera en el Oeste provincial. Por aquel entonces Cerda declaraba que “la mejor manera para resolver los antagonismos seria poner el tema a consideraron de la ciudadanía a través de una Consulta Popular”.

Palabras más o palabras menos, el Juez de Minas manifestó una disposición que, según los últimos trascendidos, jamás se llevo a la práctica y dado la repercusión que ha provocado la noticia desde el Juzgado de Minas y  la Secretaria  de Minería se llamaron a silencio. Por estos días es imposible un contacto (al menos telefónico) con sus máximos representantes. Dicen por ahí “el que calla otorga” o “cuando el rió suena, agua trae” y al parecer la filtración de la información en los medios a generado un revuelo tal que nadie quiere dar la cara ¿O acaso es tan difícil desmentir esta versión?

Ante la falta de respuestas oficiales, quienes confirmaron los trabajos de exploración son los vecinos de  la Perla  del Oeste. “Es una tragedia que tiene nombres y apellidos: el juez de Minas el gobierno de la provincia y los funcionarios que miran a otro lado” manifestó Roberto Cecenarro, vecino de Andalgala. Al mismo tiempo advirtió sobre los efectos devastadores que puede generar la instalación de Agua Rica.

La realidad de los andalgalenses por estos días: dos piletones gigantes que propician de decantadores previos a la planta potabilizadora de  La Aguada , de unos  150 a   180 metros  de largo y que están totalmente colmatados por las labores del cerro. Hecho que ve seriamente comprometida el agua potable de la zona. Y además preocupa la utilización de sulfato de arsénico principal disparador de enfermedades terminales como el cáncer y en todo ese material se está revolviendo con los riesgos que ello implica.
 Por ultimo Cecenarro dijo que tiene pruebas concretas de “las mentiras sistemáticas del juez de Minas, Guillermo Cerda, porque todo lo hace a escondidas”.

Como se sabe en febrero de 2010, Cerda suspendió todo tipo de trabajos a la mina por los incidentes con ambientalistas y la policía en Andalgalá, pero luego autorizó la realización de algunos trabajos de mantenimiento.

“Lo del juez es muy contradictorio a pesar de haber lanzando la medida cautelar, luego en una resolución judicial del 28 de diciembre en base a una presentación del abogado de Agua Rica, autoriza la realización de trabajos de mantenimiento y Micone se excede de lo que autorizó", dijo el abogado Humberto Galíndez al aclarar que no se han tomado ciertos recaudos y a esto se debe el cambio de color en el agua potable que consumen los habitantes andalgalenses.

FUENTE: CATAMARCA ES NOTICIA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada